martes, 3 de enero de 2017

Reseña: Justicia Pública, de Alan McDermott

¡Hola a todos y feliz 2017!

¿Qué tal estáis? ¿Cómo habéis empezado el año? Yo, a tope, con muchas ganas de leer, escribir y disfrutar de la literatura. Desde octubre no escribo en este blog, pero no es porque no haya leído (si me seguís en Goodreads podréis ver cómo van mis lecturas), sino porque apenas he tenido tiempo para sentarme a escribir.

Hoy vengo con la reseña de Justicia Pública, una novela de Alan McDermott que me ha parecido muy buena. Publicada en España por AmazonCrossing (a los que agradezco mucho la cesión del ejemplar), esta novela nos introduce en un thriller de lo más tenso. Vamos allá.


SINOPSIS
Cuando Tom Gray, exsoldado, pierde a su mujer e hijo a manos de un delincuente profesional, parece que no puede irle mucho peor en la vida. Pero cuando sueltan al asesino después de cumplir unos meses en prisión preventiva, Gray se da cuenta de que algo en el sistema judicial funciona terriblemente mal. Con la ayuda de sus antiguos compañeros del Servicio Aéreo Especial, secuestrará a cinco reincidentes y pedirá al público que vote para decidir su destino. ¿Deberían permitirles continuar sus actividades criminales tras recibir castigos poco ejemplares, o ha tenido ya suficiente el Reino Unido? Su web atraerá a visitantes de todo el mundo y, aunque las autoridades saben dónde está, serán incapaces de detenerlo. ¿Podrá Gray llevar a cabo su audaz plan? ¿Encontrarán Andrew Harvey y sus colegas del Servicio de Seguridad una manera de pararlo? Justicia pública, el primer libro de la serie de Tom Gray, es más que una simple historia de venganza: es una montaña rusa con un final que nunca olvidarás.
COMENTARIO

Nos encontramos ante un thriller de mucha actualidad que, de alguna manera, me ha recordado a algún capítulo de la serie Black Mirror. Nos pone en manos de Tom Gray, un exsoldado que, tras perder a su hijo y a su mujer, decide llevarse la justicia por su parte. A modo de queja contra el sistema judicial, secuestra a varios delincuentes que han salido de prisión después de cometer varios delitos (entre ellos al asesino de su familia) y pone sus vidas en manos de la ciudadanía a través de internet. Quien decide sobre sus vidas es el pueblo británico.

La historia en sí es de lo más entretenida, pero lo que hace que la novela funcione es la estructura que tiene. Vamos alternando entre lo que va haciendo Tom Gray y lo que van haciendo los del Servicio de Seguridad para acabar con toda esta locura (además de meter también otra historia paralela que da mucho más juego a la novela). De esta manera, nunca llegas a aburrirte y siempre quieres leer el siguiente capítulo, saber qué es lo que va a ocurrir a continuación.

Los personajes tampoco es que estén perfectamente definidos (especialmente me parece un poco flojo el de Tom Gray, que da la sensación de no tener una personalidad fija), pero eso es lo de menos cuando se trata de una novela donde lo que predomina es la investigación policial, la angustia psicológica y el suspense que tiene el lector hasta la última página.

El estilo narrativo de McDermott es ágil, fácil y directo, por lo que va perfecto con la novela. Quizás el principio puede hacerse algo lento, pero a medida que vas avanzando, la historia y la forma que tiene el autor de contarla te engancha completamente. Diálogos y narración en su justa medida, para hacer que la novela nos permita entender y disfrutar de la historia de una forma casi cinematográfica.

En fin, esta novela me llamó la atención por su sinopsis y, después de haberla leído, me ha gustado mucho más de lo que esperaba por la historia y la manera que tiene de enganchar. Por cierto: el final es una pasada.

Si le tuviera que poner una nota, este libro para mí se lleva un 8. Notable alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada