lunes, 6 de marzo de 2017

Reseña: Alejandra, de Lara Moreno-Ventas

Cuando leí Una chica azul (aquí podéis leer la reseña), de Lara Moreno-Ventas Losada, intuí que aunque no era la poesía o la prosa poética que más me gustaba, tenía algo. Algo encantador que te hacía querer a Lara aunque no la comprendieses. Hoy os traigo la reseña de Alejandra, el segundo libro de poemas (esta vez más bien prosa poética) de esta joven escritora, editado por Ediciones en Huida, a quienes agradezco la cesión del ejemplar.


SINOPSIS
(O lo que pone en la contraportada)
Escrito en prosa con un lenguaje claramente poético Alejandra narra la despersonalización de su protagonista hasta la más profunda e incómoda intimidad. Nos adentra en dos vidas que no pueden entenderse por separado. Por un lado Alejandra escribe, a modo de diario, su particular forma de sentir y su dificultad para adaptarse al mundo. Por otro se alternan los capítulos de terapias en los que la protagonista habla, discute y acaba consigo misma. Sin principio ni desenlace, probablemente, la única forma de entender a Alejandra sea leyendo lo que escribió cuando no sabía qué decir.
COMENTARIO

Al terminar de leer Alejandra, escribí en mi cuenta de Goodreads
Alejandra y Lara no son la misma persona, pero este libro es una terapia que te hace ser las dos y la misma al mismo tiempo leyéndolo. No sé, creo que cada vez me gusta más cómo escribe Lara aunque sigue sin ser la poesía que más me gusta. Pero he sido capaz de disfrutarlo, y eso mola.
Y es que veía a esta joven autora con mucho potencial al leer Una chica azul y he visto una gran mejora, un paso adelante, en Alejandra. Es cierto que hay textos que me gustan más que otros, pero tiene algo, una forma de volcarse, un estilo tan propio y al mismo tiempo bipolar, que hace que leerla sea un gusto. Tal y como dice la sinopsis, alternamos entre Alejandra y Lara, leyendo textos que son terapia y sentimientos y vivencias y deseos. Textos que nos demuestran que Lara y Alejandra son la misma persona, que nos muestran que son dos personas distintas. En realidad, nos da igual quién es quien escribe, porque lo que nos importa es lo que nos cuenta, cómo lo cuenta.

Síntomas, enfermedades y trastornos. Textos, pensamientos y psicología. Aprender a conocerse a uno mismo mediante las palabras de otro. Eso es Alejandra. Eso y otras cosas que no se pueden explicar con palabras. Sí, cada vez me gusta más cómo escribe Lara Moreno-Ventas. Alejandra ha sido un acierto con el que he disfrutado, pequeñas dosis de una cantidad exacta del medicamento que todos necesitamos.

Si en la reseña de Una chica azul os decía que lo leyerais, Alejandra lo merece más. Leed ambos y veréis qué bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada