jueves, 1 de junio de 2017

Reseña: Persona normal, de Benito Taibo

Este magnífico libro del que os voy a hablar hoy, lo conocí viendo el canal de youtube de Javier Ruescas, uno de mis booktubers favoritos, y quien hablaba tan bien de los valores que transmite este libro, que no podía dejar escapar la oportunidad de leerlo.
¿Cómo es una persona normal? ¿Quién es una persona normal? ¿Debería preocuparnos ser personas normales?


SINOPSIS



Tenía un par de padres divertidos y jóvenes, llenos de sueños y de planes. Pero a mis doce años, cinco meses, tres días y dos horas y cuarto, aproximadamente, me quedé sin ellos…
Desde que el tío Paco se hizo cargo de él, Sebastián ha vivido aventuras increíbles: tuvo un encuentro inesperado con un enorme felino, conoció a uno de los últimos vampiros que viven en Ciudad de México, frente a su casa vio a un mítico personaje saltar de una góndola en la que viajaba para rescatar a una joven de una inundación, consiguió un mapa estelar para un pobre extraterrestre perdido en la Tierra, sobrevivió al embate de un enorme monstruo marino, peleó al lado de los sioux para defender su territorio de los colonizadores… ¿Qué pasa con Sebastián? ¿Acaso no es una “persona normal”?
COMENTARIO

Benito Taibo nos cuenta una historia bonita y sencilla pero muy compleja a la vez. Está contada mediante capítulos cortos, la historia en primera persona del protagonista, una prosa poética mezclada con fragmentos de poesía, narrativa o canciones, ensoñaciones, referencias a clásicos... El libro hace una referencia constante hacia otros libros, que nada más los nombra, por la manera en que lo hace, te apetece leerlos.

Sebastián tiene un tío poeta, filósofo, aventurero y luchador, es de todo y nada “normal”. El tío Paco enseña a su sobrino sobre muchos temas: vida, muerte, amor, desamor. Te enseña lo fantástico que puede ser no ser una persona normal. Le enseña a cómo no ser una persona normal, manteniendo su mente crítica, descubriendo como relacionarse con el mundo y creciendo en todas facetas de la vida. Cómo aprender a disfrutar de la vida, saber con quién compartirla. A aprovechar la cultura que tenemos a nuestro alcance, la literatura, poesía, música, gastronomía…

Sebastián es un chico muy curioso e imaginativo, que te descubre el mundo de diferentes maneras, a medida que también lo descubre él. Todos estos puntos de vista, con los cuales es posible que el lector se sienta identificado porque se los ha planteado ya antes, son tan difíciles de expresar con palabras, que te sorprende al leerlos y hace que los retomes.

Otro tema muy importante del libro es la educación sentimental, que a parte de la educación de la educación formal de la escuela, es la que te enseña a ser persona. Deberíamos agradecer más a toda esa gente que nos ha educado sentimentalmente, con las que hemos crecido en alma y pensamiento. Estas personas, probablemente las descubres algo más lejos que en el círculo con tus padres, como le pasa, por desgracia, a Sebastián.

Uno de los fragmentos que más me ha gustado del libro es:
“La gente le tiene muchísimo más miedo a las palabras que a los cañones. Las palabras han hecho revoluciones, puentes, caminos. Han logrado que la gente se enamore o se odie para siempre. Hay palabras grandes como “monocotiledónea” o “gastroenterólogo” y pequeñitas pero poderosas como “paz”. Importantes como “justicia”, imprescindibles como “vida”, valiosas como “sueño”, muy poco significativas como “dinero”... Lo importante es cómo se usan y qué se quiere decir cuando se usan”

Para mí, es una revelación. Te enseña que no tienes que ser uno más, sino alguien que sepa encontrar su propio mundo y cambiar el de los demás.

En fin, un libro para regalar a una persona especial y nada normal, a esa persona que te ha cambiado la manera de ver el mundo y hacerle ver por qué te ha hecho diferente.

Irene Cobos

No hay comentarios:

Publicar un comentario