jueves, 27 de octubre de 2011

Reseña: El sanador de caballos, de Gonzalo Giner



SINOPSIS


Corre el año 1195 y Castilla tiembla ante el avance del invasor musulmán…
Un joven y humilde mozo de cuadras alcanza la ciudad de Toledo huyendo del horror y de la barbarie almohade. Los sarracenos han matado a su padre y secuestrado a sus hermanas, y él cabalga en compañía de su inseparable yegua Sabba con un solo pensamiento: venganza.
Sin embargo, su corta edad y los peligros que entraña acercarse al territorio musulmán le obligan a cambiar el rumbo de su destino. En una Toledo revuelta y amedrentada por la derrota sarracena, Diego encuentra amparo en las cuadras de Galib, un reconocido veterinario mudéjar que tras percibir la pasión del muchacho por los caballos y su innata intuición para tratarlos, le inicia en el arte de la sanación.
A partir de ese momento, obsesionado por descubrir los secretos más recónditos de la ciencia del saber, y por rescatar a sus hermanas, el protagonista de esta arrebatadora novela hurgará entre los manuscritos que esconde la biblioteca de un monasterio cisterciense, participará en un torneo por el amor de la noble Mencía, y recorrerá diferentes enclaves históricos cruzándose con espías, magos, fugitivos, reyes, caballeros calatravos y afamados traductores. Con todos ellos compartirá aventuras, sufrirá el dolor de la traición y experimentará el precio del valor y la amistad.
El sanador de caballos es una apasionante novela histórica y de aventuras que narra la imparable escalada vital del hijo de un posadero que, gracias a su tenacidad, consigue adentrarse en los misterios de la sanación, la salud y convertirse en una pieza clave en la batalla de las de las Navas de Tolosa, el enfrentamiento que sentenció la supremacía de los cristianos sobre los musulmanes en época de Reconquista.


COMENTARIO

Una novela apasionante donde las haya. Las casi ochocientas páginas de este libro me han tenido enganchadísimo. La vida de Diego de Malagón es una de las vidas más interesantes que he podido leer, y eso que tan solo se narran diecisiete años. Es un personaje increíble, con el que aprendes a crecer.
La historia, narrada con un estilo perfecto, te traslada a la España de finales del siglo XII y principios del XIII. Ambientada de forma sensacional, cuenta parte de la vida de este joven que, a pesar de haber nacido en una familia humilde, consigue labrarse una muy buena reputación. Un joven que lucha por lo que desea, que sufre viendo morir a sus seres queridos y perdiendo todo lo que tiene. Un muchacho que no se rinde y que sabe afrontar las dificultades que la vida puede ponerle en el camino.
Con esta historia aprendes a esforzarte. Aprendes a crecer.
Diego de Malagón, con la sola compañía de su yegua Sabba, crece ante el lector. Podemos ver cómo pasa de ser un adolescente de catorce años a un hombre de veintitantos. Durante este tiempo le pasan infinitas aventuras (que no os voy a contar porque son la parte interesante de la historia y no quiero spoilear). Durante este tiempo aprende a ser un sanador de caballos. (Esto no lo considero spoiler porque es el propio título del libro y se presupone).
Una historia donde también hay hueco para el amor.
Os diré una cosa: este libro me ha ayudado a tener deseos de saber. El protagonista es un muchacho con ansias de aprender, de conocer, de saber más y más. Eso es algo muy importante, porque si existiera antaño, creo que hoy en día es algo poco habitual, tal vez inexistente. Ansias de aprender.
Uno de los valores que podría destacar de la novela es el de la fidelidad. Tiene mucha importancia y aparece cada dos por tres, pues es algo vital en la historia.
También aparece el valor de cumplir las promesas. Y muchos más valores que podría citar como la fe, la fuerza de voluntad o el espíritu de seguir adelante. Y el valor.
Os aseguro que esta novela me ha aportado mucho, y no solo eso, sino que me ha hecho pasar unos ratos estupendos. Hay acción. Hay amor. Hay sufrimiento. Creo que esta novela tiene todo lo que necesita una buena novela. Por ello, si tengo que ponerle una nota sobre diez, le pongo un diez

100% recomendable. Ya estás tardando en comprarla.

1 comentario:

  1. Hola, este libro lo acabo de leer y me ha encantado, es muy bueno, tanto para los que les guste la novela histórica como para los que no.
    Besos

    ResponderEliminar