viernes, 18 de agosto de 2017

Reseña: El poder de la sensibilidad, de Kathrin Sohst

No escribo mucho en el blog sobre ensayos, pero este libro de Kathrin Sohst, El poder de la sensibilidad, me ha resultado de lo más interesante. Creo que es un libro de debería leer todo el mundo, para poder comprender a las personas altamente sensibles, o para descubrir si lo eres. Entre un 15 y un 20% de la población es altamente sensible. Este libro ayuda a conocer qué es esto y a descubrir sus potenciales ventajas.


SINOPSIS
Hablamos de alta sensibilidad cuando alguien posee un sistema neurosensorial más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Esto, en muchos casos, puede derivar en una saturación sensorial, bloqueo, estrés y, en último término, dar lugar incluso a una enfermedad. Pero, si bien una sensibilidad extrema suele asociarse al excesivo perfeccionismo e idealismo, a la desconfianza y al sentimiento de vulnerabilidad, también es cierto que está íntimamente relacionada con la creatividad, la empatía y con poseer un elevado sentido de la justicia, del respeto y de la comprensión hacia el otro. 
Desde su propia experiencia como terapeuta, Kathrin Sohst nos ayuda a averiguar si nosotros no encontramos en ese 15-20% de la sociedad que puede calificarse como altamente sensible, a través de completos test incluidos en este libro. La autora invita a superar los problemas y limitaciones que este temperamento conlleva, para empezar a tomar decisiones vitales que trasciendan la «zona de confort» y afrontar la realidad disfrutando de lo que una persona altamente sensible puede ofrecer.
COMENTARIO

Todas las personas somos sensibles, pero unos lo son en más medida que otros, y ahí radica la diferencia. Ahí se esconde el motivo por el que esto de las PAS (Personas Altamente Sensibles) está dando tanto que hablar últimamente. Hay muchos tipos de personas con alta sensibilidad, al igual que hay muchas maneras de ser sensible. Puedes ser sensible a los olores fuertes, al ruido, a las escenas violentas, a la luz, a los colores chillones, a ciertas sustancias, a grupos grandes... También puedes ser altamente sensible a todas esas cosas. Y ahí es donde nace el problema.

Hola, soy Quike y soy altamente sensible. No se trata de tener una enfermedad, es una forma de ser. Una característica más. Es ser más sensible que la mayoría de la población a ciertos estímulos. Y, aunque acabo de decir que es un problema, Kathrin Sohst y El poder de la sensibilidad están aquí para cambiar eso. Para convertir la alta sensibilidad en una fortaleza.

Este libro es una auténtica maravilla, tanto para personas que sean altamente sensibles como para las que no lo son. Si lo eres, te ayudará (como lo ha hecho conmigo) a conocerte, a entenderte y a convertir lo que te resulta una molestia en una ventaja. Más o menos, tampoco hay que fliparse mucho. Y si no lo eres, te ayudará a comprender a mucha gente que vive a tu alrededor y que muchas veces te extraña con sus comportamientos o quejas: son seguramente altamente sensibles.

Dividido en cuatro partes, El poder de la sensibilidad comienza explicando qué es la alta sensibilidad y cómo son las personas altamente sensibles. Es una especie de guía básica. Un punto de partida. Después nos muestra, en palabras de personas reales, diferentes experiencias en las que descubrimos cómo viven personas altamente sensibles diversas situaciones. Vemos ejemplos que tienen que ver con los sentidos, la salud, el trabajo, las relaciones personales, la familia, el tiempo libre, el consumo y lo sensorial y extrasensorial.

A continuación, Kathrin Sohst llega a la parte que es, para mí, más interesante. Es el punto en el que analiza todo lo que nos ha estado contando a base de ejemplos y le da la vuelta, ayudándonos a hacer de nuestras «debilidades» por ser altamente sensibles «fortalezas». Y no se trata de una autoayuda al uso (aunque he de admitir que sí peca algo de escritora de libro fácil de autoayuda en algún punto), porque aporta unos pasos, unos puntos a seguir que son, verdaderamente, efectivos. Este apartado, sin embargo, se me hace demasiado corto. Creo que podría haberse extendido más aquí y haber reducido la parte de las experiencias personales.

Finaliza el libro con una parte genial, una especie de recopilación de todo lo que es importante y de lo que se ha hablado a lo largo del libro. Lo llama Faro guía: el manifiesto del poder de la alta sensibilidad, y es un punto genial al que poder recurrir para recordar puntos importantes que nos ayuden a volver a sentirnos cómodos con nuestra alta sensibilidad, con nuestra forma de ser y de sentir.

En definitiva, El poder de la sensibilidad me ha ayudado a conocerme a mí mismo y a saber afrontar y superar situaciones que como PAS me resultan abrumadoras. Tanto si eres una persona altamente sensible, si lo eres y no lo sabes o si no lo eres, este libro te ayudará a aprender. Lo recomiendo totalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario