martes, 29 de noviembre de 2011

Comentario de Eragon, de Christopher Paolini

¡Hola! Hacía tiempo que no escribía en el blog un comentario/crítica de ningún libro, así que he creído que este era un buen momento para hablaros de mi impresión de Eragon, de Christopher Paolini.

En primer lugar os comentaré que hace mucho que leí el libro, cuando salió, y que no tengo muchos recuerdos de él; pero sí los suficientes.
Recuerdo que al empezar el libro, me enganchó a la primera. Incluso recuerdo una escena de un cazador en el primer capítulo. Eragon, cazando un ciervo, de pronto se encuentra un huevo de dragón. Me parece un comienzo espectacular.
Poco a poco su vida se va haciendo algo más dura y finalmente se ve inmerso en un mundo que yo calificaría como "típico mundo de guerras medievales en plan El Señor de los Anillos" pero con una diferencia: Eragon tiene un dragón. Me viene a la cabeza el nombre: Saphira. Y también recuerdo que hablaban por telepatía. Un puntazo. Hay mucha conexión entre el dragón y su dueño.
Cambiando de tema, hay que mencionar lo joven que era Christopher Paolini cuando escribió Eragon. Llegando a este punto siempre digo que tuvo más suerte que los demás porque su familia decidió publicar el libro y le hicieron todo el trabajo editorial. En cierto modo es verdad. Pero también debo admitir que en ese punto de vista solo dejo que se vea mi notable envidia y sin tener en cuenta el esfuerzo que debió ser para ellos. ¿Cuántos años tenía Christopher Paolini cuando publicó Eragon? ¿Diecisiete? ¿Dieciocho? No lo sé exactamente, pero por ahí. Con esa edad, de no haber sido por todo el trabajo de sus padres, no habría publicado nada.
Vale, sin embargo, la obra tuvo mucho éxito. Y lo siguen teniendo los demás libros de la saga. ¿Por qué? Porque, ciertamente, se lo merece.
No voy a mentiros: cuando leí Eragon fue cuando empecé a querer ser escritor. Pensé: "Si este tío puede, ¿por qué no voy a poder yo?" Y no solo eso, sino que, por encima de todo, me encanta escribir. Sí, este libro me animó a empezar a escribir. Podrías intentar leerlo tú, si no lo has hecho. ¿Quién sabe a qué te puede animar a ti?

Y con eso y un bizcocho... ¡espero vuestros comentarios!

2 comentarios:

  1. "Si este tío puede, ¿por qué no voy a poder yo?".

    Pensé lo mismo, y cuando me enteré de que había empzado a escribir Eragon con 15 años me dije que yo también podía. Por aquel entonces yo tendría 11 ó 12... Ahora él tiene 28 y ha publicado el final de la saga, y yo estoy en parte decepcionada conmigo misma por no haber cumplido.

    En fin.

    Eragon ha sido mi libro de cabecera durante muchos años, junto con MdI. Pero Eragon siempre me gustó más... La idea del Jinete y su dragón me parecía mucho más atractiva que la de SPOILER MDI un chaval que se convierte en dragón /SPOILER.

    Ayer empecé Legado. Es increíble tener el libro en las manos y saber que tarde o temprano leerás el desenlace de la historia que te ha acompañado toda tu adolescencia.

    ResponderEliminar
  2. @geekandela ¡Siempre puede ser un buen momento para empezar a escribir!

    Yo me quedé en Eldest y tengo Brisingr en mi estantería cogiendo polvo esperando a que lo lea. Espero que pronto, pero tengo todavía tres libros por delante. Y luego Legado ya cuando pueda. Según las ganas que me deje Brisingr. XD

    ¡Gracias por comentar! ^^

    ResponderEliminar